Con la ayuda de los productos orgánicos dentro de nuestros menús, podremos ayudar a la alimentación en la ciudadanía poblana, probar que se puede tener un excelente sabor sabiendo combinar productos naturales con condimentos que hagan un platillo “sencillo” en una nueva forma de apreciar y diferenciar la comida nutritiva, así como crear nuevos empleos y lazos con las comunidades que practican de la agricultura campesina, dejando un impacto y confianza hacia los comensales al consumir nuestros alimentos.